Ejercicio y Salud

Ejercicio y Salud

Sep 6, 2014

ejercicio

El ejercicio aumenta la resistencia del cuerpo, el vigor corporal, refuerza el sistema inmune del organismo. Favorece la circulación, limpia los canales del cuerpo, ayuda a eliminar residuos y toxinas, destruye grasa… Practicando ejercicio regularmente una sensación de bienestar se apodera de nosotros, con ello se estimula la liberación de endorfinas, favorece una disminución de la ansiedad.

Las personas Vata tienen que mantener a raya los ejercicios que les ocasionen un esfuerzo energético que les agote. Deben moderar la intensidad del ejercicio a desarrollar, es importante que logren estabilidad. Tienen que tener especial cuidado en los ejercicios que someten a sus articulaciones, de por sí más delicadas, a un esfuerzo arduo, pueden lesionarse fácilmente o propiciar artritis. Ejercicios suaves, regulares, rítmicos son indicados para ellas, como por ejemplo: yoga, taichí, pasear, natación, bailes…

Las personas Pitta que son competitivos por naturaleza, necesitan un ejercicio que aporte esa competitividad pero sin aumentar el egoísmo, natural también, al que tienden. Por ello los deportes de equipo, deportes de cooperación, que ponen el foco en el conjunto y no en el mérito personal, son los ideales. Pero siempre se puede competir consigo mismo, con lo cual deportes de montaña pueden prestarse a cubrir este aspecto. Taichi, yoga, sirven para enfriar su calor interno y para equilibrar su agresividad, natural también. La natación, el esquí tanto en nievo como acuático, son muy adecuados para ellos, les refresca, ayuda a reducir su fuego.

Las personas Kapha necesitan ejercicio energético. El hábito del ejercicio para ellos es difícil de lograr, requiere muy buenos estímulos. Pero cuando lo incorporan son regulares y metódicos con la actividad. No suelen implicarse demasiado, por regla general, por ello también en cuanto a los ejercicios físicos, pueden optar más fácilmente por la bicicleta por ejemplo, con actividades que les permitan automatizar, mantener una rutina, su naturaleza es rutinaria y repetitiva. El yoga y el tai chi son adecuados si con ello mantienen la estimulación. Los deportes más intensos, los que fuercen más su organismo serían más indicados para ellos. Ir poco a poco aumentando la complejidad y la intensidad.

Pero en todos los casos, hay que recordar que ningún ejercicio es bueno si nos lleva al agotamiento. Nunca debemos forzar la capacidad de nuestro cuerpo. Nunca debemos hacer ejercicios que impliquen esfuerzos que gasten más de la mitad de esa capacidad corporal. Todo también tendrá que adecuarse al clima, la estación del año, las temperaturas ambientes. Ese esfuerzo también está en relación directa a lo climático, porque la energía se perderá más rápidamente. Nada en exceso es bueno.

Y no podemos olvidar el ejercicio meditativo. La Ayurveda lo recomienda a diario, acompañándolo con respiraciones que conduzcan al cuerpo hacia la fuerza vital, hacia el prana. Respiración regular, profunda, rítmica. Sepamos o no de pranayama, dedicar al menos 5 minutos del día a respirar tranquila, profunda y lentam

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.