Recetas

¡Que las disfrutéis!

PAN JENGIBRE Y SEMILLAS

pan

400 gr harina integral
80 gr de copos de avena
200 gr yogur natural
100 gr azúcar jaggery
½ cucharadita de sal rosa del Himalaya
1 taza aceite oliva
2 cucharadas ghee
1 cucharada jengibre fresco rallado
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de clavos molidos
½ cucharadita de semillas de cardamomo molidas
1 cucharada de semillas de girasol
1 cucharadita de semillas de sésamo

Tostamos los clavos un poquillo sin que se quemen, antes de molerlos o pasarlos por el molinillo de café.
Pelamos y rayamos 5 o 6 cm de jengibre fresco.
Colocamos en un bols el aceite, le agregamos el ázucar y el yogurt. Removemos bien.
En el ghee tostamos un poquillo las semillas de sésamo y las agregamos a la mezcla anterior.
Tamizamos bien la harina integral (puede hacerse con la harina que se quiera: centeno, espelta…), añadimos el bicarbonato.
Remover todo muy bien, que la textura sea homogénea, agregar la canela, el cardamomo, mezclar. Añadir las semillas de girasol y el jengibre fresco rayado.
En un molde para horno previamente aceitado, verter la masa y hornear hasta que al introducir un cuchillo, salga limpio, seco. Desmoldar una vez que se enfríe.

¡Y a cortar en rebanadas! para acompañar, por ejemplo, riquísimos chutneys!

 TORTILLA VEGANA: La “otra” exquisitez en tortilla

tortilla

Dice el refranero popular: “Para hacer una tortilla, hay que romper varios huevos”, lo que significa que para obtener lo que deseamos hay que hacer sacrificios o que sin esfuerzo no hay manera de alcanzar logros, lo mismo que sin romper algunos huevos no sería posible preparar una tortilla. Y aunque reconocemos la sabiduría que suelen guardar los refranes tenemos que, al menos en el caso de la tortilla, opinar lo contrario porque… ¡podemos prescindir del huevo!

Con el esplendor de su simpleza, la tortilla es uno de los platos españoles más reconocidos internacionalmente tanto como la paella. Hablamos de la tortilla española, que lleva huevos, en esta versión vegana los reemplazamos por harina de garbanzo. Es probable que muchos no notéis la diferencia. Lo curioso es que la tortilla vegana se elabora desde el mismo tiempo que la tortilla que se lleva la fama y gloria

El toque sano y ayurvédico lo da el chutney de tomate con el que se acompaña en la foto. Ofrecemos periódicamente talleres de elaboración de Chutneys.

Se procede con las patatas tal como con la tortilla normal, solo que, en lugar de huevos se usa harina de garbanzos y queda muy sabrosa agregándole berenjenas, calabacín, pimiento, o boniatos…

1/2 kilo de patatas
1/2 berenjena
1/2 calabacín
1 cucharada de jengibre fresco rallado
150 g de harina de garbanzo
1 pizca de pimienta negra
1 cucharadilla de cúrcuma
1 cucharadilla de comino (molido o en polvo)
Un poco de semillas de sésamo (opcional)
Cilantro, perejil fresco (opcional)
Un vaso de agua
Sal rosa del Himalaya
Aceite de oliva para freír las patatas

Pelar, lavar y trocear la patata, el calabacín y la berenjena. Tras calentar el aceite, echar todo a freír, primero el jengibre fresco rallado, las patatas y luego de unos 4’ aprox. el pimiento, el calabacín, la berenjena. Cuando esté cocido-frito, se escurre el aceite. Mientras, se fue batiendo el agua y la harina en un bol, haciendo una masa homogénea de consistencia cercana como quedan los huevos batidos, a la que se agrega sal y las especias. Se mezclan ambos preparados. Se pone a calentar una sartén con 2 cucharadas de aceite o ghee, se añade la mezcla tal como con la tortilla de huevos. Se cocina lentamente hasta que esté dorada por ambos lados, dándole la vuelta a los 5’ aproximadamente.

KITCHARI: Plato estrella de “limpieza” ayurvédica.

kitchari_1

Y si consideramos que toda curación comienza en el sistema digestivo, el Kitchari nos aportará los nutrientes esenciales. Es una proteína completa, sana el malestar digestivo, equilibra el metabolismo, ayuda a desintoxicar el cuerpo, fácil de digerir, fácil de hacer… En el tratamiento de Panchakarma lo recomiendan antes, durante y después! (aunque menos especiado para este caso que la receta que os dejamos).

Da vitalidad y fuerza, porque equilibra los 3 doshas (con alguna pequeña variación según el caso, mejor que mejor!) porque su mezcla de especias favorecen el fuego digestivo. Hay muchas variaciones de Kitchari/Kitchadi, aquí una receta:

1 taza de arroz basmati
2 tazas de mung dal (en remojo una noche)
6 y 7 tazas (aprox.) agua (mejor embotellada o hervida antes)
2 cucharada ghee + 1 para dorar el basmati aparte
1 cucharadita semillas de mostaza
1 cdta. de jengibre fresco rallado
1 cdta. semillas de comino
1 cdta. cúrcuma
1 cdta. de hinojo
1 cdta. de sésamo
1 cdta. canela
Cilantro fresco
Sal rosa del Himalaya, al gusto
Opcionales: verduras de temporada, como apio, calabaza, coliflor, espinacas, zanahorias, calabacín…y un buen puñado de coco disecado

Cocer el mung dal (luego de haberlo aclarado muy bien) con el basmati en una olla con agua (el basmati primero dorado un par de minutos en una cda. de ghee)
Sofreír las semillas de mostaza en el ghee hasta que salten. A continuación, agregar el jengibre rallado y las demás especias. Saltear durante 1 ó 2 minutos.
Agregar al arroz y dal, luego de 10/15 minutos aprox., las especias salteadas anteriormente, llevar a ebullición
Agregar las verduras y hortalizas (cortadas en trozos pequeños), luego cocer a fuego lento unos 20 minutos (hasta que la legumbre esté hecha) (tener previsto agua caliente por si hace falta agregar para que el kitchari para que quede caldoso y no seco)
Servir con cilantro fresco por encima (ayuda a la digestión)

RAITA de PEPINO: ¡Explosión de frescor en la boca!

raita

¡Fácil, rápida y sumamente nutritiva! Salsa típica de India. Puede ser un entrante a modo de ensalada o un acompañamiento ideal y refrescante para diferentes platos: verduras, cereales al curry, pollo, por ejemplo al estilo tandoori …

2 tazas yogurt natural
1 pepino
1 pimienta de cayena
1 cm/ 1cm y ½ trozo de jengibre fresco rallado
1cdta. semillas comino

Unos granos de pimienta negra
Zumo de ½ limón
Sal rosa del Himalaya
Cilantro fresco (o menta, o perejil), unas hojas
1 diente de ajo (opcional)
Un puñado de uvas pasas sin pepitas (opcional)

Pelar el pepino, cortarlo al medio y vaciar de semillas.

Colocar el yogurt en un cuenco y cortar el pepino en láminas muy finas o rallado grueso.
Agregar el jengibre  finamente rallado. Si se añade ajo, pisar ambos haciendo un puré para luego añadir a la mezcla de yogurt y pepino.
Tostar 1 o 2 minutos las semillas de comino (que no se quemen) y molerlas junto a los granos de pimienta. Añadirlos a la raita.
Triturar la pimienta de cayena. Reservar un poquillo para decorar luego.
Exprimir medio limón, mezclar en la raita.
Salar al gusto.
Lavar las hojas de cilantro (o de menta, o de perejil), cortarlas muy finas. Añadirlas reservando un poco para la decoración.
Agregar las uvas pasas si se desea, es un buen toque dulce.
Enfriar en la nevera al menos una hora antes de servirla, así los sabores se asientan e intensifican.

LASSI ¡nutre y refresca el organismo!

lassi

Esta bebida tradicional de India, a base de yogur, es especial para el verano por su efecto refrescante inmediato.
El Ayurveda dice que facilita la digestión de los alimentos, por ello se suele servir en las comidas, entre plato y plato o como postre, al final. Facilita la absorción de nutrientes y mejora significativamente el funcionamiento del aparato digestivo gracias a las bacterias presentes en el yogur y las propiedades de las especias. No es recomendado en las cenas ni en invierno.
Es un alimento muy beneficioso para personas de Dosha Pitta, ya que reduce el calor de su cuerpo.
Las especias le aportan un sabor muy agradable pero sobre todo, propiedades terapéuticas de prevención. La menta, hierbabuena y el cardamomo, ayudan a nivelar Pitta, lo reducen. El jengibre y la pimienta favorecen el metabolismo, el agni, porque mejoran la digestión y ayudan a eliminar toxinas y gases. El comino, tostado y molido, también para la digestión. La cúrcuma contribuye a desintoxicar y desinflamar el organismo.
Puede elaborarse dulce o salado.

El lassi que os proponemos es dulce y de frutas, de cerezas. Podéis hacerlo de mango, es muy típico en India, el más popular, o solo con yogur natural y especias…  ¡Aprovechemos los beneficios de esta deliciosa bebida!

Nuestra receta de Lassi de Cerezas:

¾ de litro de yogur
250 gramos de Cerezas (o cualquier otra fruta roja: fresones, frambuesas… o mango, o piña… -no cítricos-), troceada muy pequeña (se triturará luego)
100 gramos de azúcar moreno integral de caña
1 cdita de cardamomo molido
½ cdita de canela en polvo o vainilla
Hierbabuena fresca
½ litro de agua

Triturar, batir los ingredientes para mezclar el yogur con el agua, la fruta, el azúcar, el cardamomo molido y la canela en polvo hasta llegar a una textura espumosa. La consistencia dependerá de la cantidad de yogurt y de agua, se puede variar al gusto, más espeso: más yogurt.
Se deja reposar en la nevera. Se sirve en copas individuales. Se adorna con hierbabuena por encima en cada copa.
Puede conservarse 24hs. en nevera pero lo mejor es beberlo hecho lo antes posible.

OKRAS al Horno en harina de garbanzos y garam masala y Dip de Pera 

okras

¡Poderosa fuente de fibra! Es una hortaliza originaria de África, rica en fibra soluble y mucílagos, que ejercen una función balsámica y protectora para la mucosa digestiva. Es muy baja en calorías, contiene muchos minerales, vitaminas…

100g de okras frescas
2 cucharadas soperas de harina de garbanzos
1 cucharada de Garam masala 
2 cucharadas soperas de agua
Sal rosa del Himalaya
1 cucharadita de semillas de sésamo

Se lavan las okras, se secan y se cortan por la mitad longitudinalmente. Se precalienta el horno a 180º. Se mezcla la harina de garbanzos con las especias y el agua y se baten hasta hacer una masa homogénea para “enharinar”. Se pasan las okras por la masa y se colocan en una bandeja de horno cubierta de papel para hornear. Se espolvorean con semillas de sésamo y se ponen al horno entre 10 y 15’

Pueden acompañarse con DIP de PERAS, va la receta:
(y con el exquisito ¡Masala Bhat! Basmati con especias)

2 o 1 y ½ pera por persona
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de azúcar moreno integral de caña o jaggery
50 ml de agua
2 o 3 clavos
1 cucharadita de canela en polvo
½ cucharadita de nuez moscada
1 par de vainas de cardamomo
Un poco de pimienta negra recién molida
Sal del Himalaya
Hojas perejil fresco

Se pelan y se deshuesan las peras. 
Se cortan en trozos, la mitad se reserva y la otra mitad se hierven para que se cuezan en el azúcar primero, se agregan las especias y luego el agua. 
Cuando están blandas se hace un puré con el que se cubren los trozos reservados, se puede adornar con perejil picado.

HALAVA de ZANAHORIAS con FRUTOS SECOS

halava

Es un postre, un dulce muy tradicional en India. A base de zanahorias y…

1 kilo zanahorias ralladas
4 cdas ghee
Azúcar moreno integral de caña 100 gramos, o jaggery
¼ litro de leche vegetal (puede utilizarse si se prefiere leche de vaca pero no para kapha para quienes se usaría agua)
1 cdita de canela en polvo (puede ponerse una rama de unos 4 cm y retirarla cuando el halava esté listo)
½ cdita de nuez moscada en polvo
½ cdita de cardamomo en polvo (mejor si muelen las semillas que están dentro de las vainas en el momento de usarlas, el aroma y sabor serán más intensos)
½ taza de nueces picadas y almendras laminadas (puede llevar otros frutos secos, el pistacho, por ejemplo le va muy bien)

Se calienta el ghee para rehogar las zanahorias en él.
Luego se agrega la nuez moscada, la canela y el cardamomo en polvo o recién molido mejor.
Se agrega la leche vegetal y el azúcar (pasar a una olla donde entre todo para remover de tanto en tanto y dejar cocer para que se evapore el líquido).
Pasados 10′ 15′ de la cocción, agregar los frutos secos.
El punto se logra cuando se forma una pasta que al pasar la cuchara de madera se separa del recipiente de cocción. Se pasa a una fuente en la cual pueda extenderse el dulce “pisándolo” de modo que quede de una altura de no más de un par de centímetros.
Se lleva a la nevera para comer frío. Puede comerse solo o con pannir, esta combinación es perfecta en el equilibrio de sabores, o acompañarse con helado de yogur natural o con yogur natural directamente.
Tiempo de preparación y cocción: <40’

GALLETAS DE AVENA Y FRUTOS SECOS

galletas

15 dátiles picados
125 g de ghee
80 g de azúcar integral de caña o jaggery
2 cucharaditas de canela en polvo
2 cucharaditas de cardamomo molido
Un puñado de semillas de girasol y de calabaza
Un puñado grande de pasas
500 g de copos de avena suave
Leche vegetal de arroz o soja bio

Con un poco de agua, se ponen los dátiles en una sartén y se cocinan hasta que estén blandos, unos 5´ mezclar hasta formar una pasta espesa.
Se bate el ghee con el azúcar y se pone a fuego lento para que se derrita.
Se añaden las especias, semillas, pasas y avena suficiente para conseguir una consistencia espesa, mezclar todos los ingredientes.
Se agrega un poco de leche de arroz o de soja y se remueve la mezcla a fuego lento durante unos minutos, añadiendo los copos de avena poco a poco.
Cocinar la avena de esta forma hace que se ablande y quede ligada.
Después de 5´de cocción, se vierte sobre una bandeja para hornear o en una fuente de horno plana y se va aplastando con una cuchara o por unidades a cucharadas sueltas sobre la bandeja.
Se hornea (previamente calentar el horno) durante 30´ a fuego medio hasta que esté dorado.
Dejar enfriar y cortar en cuadraditos si se puso la masa entera.

MASALA BHAT Arroz con especias

masala

300 gramos de arroz
¾ de litro de agua
1 cucharadita de ghee
1 cucharadita de granos de comino
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
2 vainas de cardamomo
1 cucharadita de canela en polvo
2 guindillas machacadas
1 cucharadita de cilantro fresco picado
Sal del Himalaya o de roca

Se lava el arroz en un colador y se le deja escurrir durante 15’. En ghee caliente, se dora el comino, el jengibre y las guindillas, luego la canela, el cardamomo y el arroz. Se dora algunos minutos, y se vierte encima agua hirviendo con sal. Se tapa y se deja cocer a fuego lento hasta que toda el agua se absorba, el arroz estará tierno. Se decora con cilantro fresco.

MASALA CHAI: Poderoso té antioxidante, nutritivo y estimulante.

chai

Los beneficios de este té son increíbles porque las especias que lleva tienen increíbles propiedades para aumentar las defensas y reforzar el sistema inmunológico. ¡Todas juntas hacen de este té una bebida maravillosa, de sabor y aroma únicos e intensos!

Lleva especias del tipo de las llamadas calientes que tienen un efecto directo en el sistema digestivo ya que combinadas ayudan a depurar el organismo más fácilmente actuando como eficaces tónicos digestivos. Pero no solo para la digestión es beneficioso, también para problemas respiratorios y cardiovasculares.

Puntualizando sus beneficios:
-Calma el dolor de estómago, las nauseas.
-Alivia el malestar de úlceras estomacales (el clavo es muy importante para ello)
-Es antiinflamatorio.
-Por sus propiedades antioxidantes previene enfermedades cardiovasculares, ayudando a la reducción de la presión arterial y el colesterol alto así como reduce las posibilidades de padecer cáncer.
-Mejora la circulación.
-Ayuda en los síntomas de resfriados y gripe, en alergias respiratorias.
-Alivia el dolor de garganta.
-Reduce el dolor muscular y articular
-Es bueno para perder peso (la pimienta negra ayuda a la metabolización de las grasas, previene su acumulación).

Hay muchas recetas de Masala Chai, pero hemos probado en nuestro reciente viaje por India, el mejor masala chai que se puede preparar. Fue en el norte, en Rishikesh, elaborado por un anciano que machacaba en el momento las especias conservando así todo su aroma e intenso sabor. Van sus ingredientes:

Especias:
Cardamomo: 2 vainas
Jengibre: 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
Canela en rama: 4 cm
Clavo: 2
Pimienta Negra: 8 granos
Pimienta Larga, Pipali: 2 (no es fácil de conseguir, puede elaborarse sin ella)
Anís Estrellado: 3 estrellas
Nuez Moscada: ¼ cucharadita de nuez moscada rallada

Hojas de té negro: Puede ser verde o blanco también, el original, con té negro tiene propiedades antioxidantes, astringentes y diuréticas. Es reconfortante y estimulante: 2 cucharadas.
Leche: Originalmente se realiza con leche de vaca, pero si se prefiere o por intolerancia o simplemente elección personal, puede hacerse con leches vegetales, entre 1/4 y 1/2 de la cantidad total de agua
Agua: 500 ml.
Jaggery (gur) o una buena azúcar moreno integral: 1 o 2 cucharadas, al gusto.

Así como posibles diferencias con los ingredientes, hay diferentes formas de prepararlo. Os damos la nuestra:

En un mortero, o en un molinillo de café, se tritura el clavo, las pimientas, las estrellas de anís y las semillas de cardamomo que se retiran de sus vainas (las especias pueden tostarse previamente ¡con mucho cuidado de que no se quemen!)
Rallar el jengibre fresco y la nuez moscada.
Poner a hervir el agua con la leche, el azúcar y todas las especias.
Al hervir, bajar el fuego y mantener entre 2 a 3 minutos (es importante no dejarlo hervir mucho tiempo porque crea un sabor muy amargo) y agregar el té negro en hebras. Bajar más el fuego y dejar otros 5 minutos.
Colar el té para servirlo sin resto de ninguna hierba ni especia.

Para el frío invierno frío, es la mejor de las bebidas que nos podemos preparar.

BABA GANOUSH (crema de berenjenas)

babagamush_1

La crema de berenjenas, Mutabal, Mutabbal, Baba ganoush o Baba Ganuch es muy típica en la cocina de Oriente Medio, Grecia, Turquía y Chipre. Es una crema fina, muy suave y exótica al paladar que podemos acompañar con un poco de pan crujiente o pita recién horneado, crudités de vegetales crudos como zanahorias, apio, pimiento.

4 o 5 berenjenas
1 cucharilla de comino molido
Un poco de pimienta negra recién molida 
3 dientes de ajo
El zumo de medio limón.
2 cucharadas de Tahini
80 ml de aceite de oliva virgen extra (y un poquito más para adornar la crema)
Sal del Himalaya
Una cucharada de pimentón de dulce o Paprika 
Una cucharada de Ras el Hannous
Podemos adornar con unas hojas de menta o con un poco de cilantro o perejil picado.

Precalentamos el horno a 180º. Cortamos las berenjenas por la mitad, a lo largo, poniendo sal por el lado del corte. Dejamos reposar 15-20 minutos sobre un escurridor, lavamos bien y secamos con papel absorbente.
Horneamos las berenjenas, puestas boca arriba en la bandeja del medio, aproximadamente 30’. Si le hacemos unos cortes en la pulpa se acelera el horneado. Una vez estén bien tiernas, dejamos que se enfríen fuera del horno un poquillo, le quitamos la pulpa. 
Pelamos los dientes de ajo. Colocamos la pulpa de la berenjena en el vaso de la batidora con el ajo, el tahini, la pimienta, sal, el zumo de medio limón sin pepitas, el comino molido, un poco de pimienta negra recién molida, sal y el aceite de oliva virgen extra. Batimos hasta el punto crema-puré. Colocamos en un plato (mejor llano) para “compartir”, espolvoreamos por encima un poco de pimentón dulce o paprika y un poco de ras el hannout (que le dará un toque más árabe aún) y un chorrito de aceite. Se le puede agregar cilantro, perejil o hasta menta fresca bien picada por encima.

DOSAI: tortitas ayurvédicas

dosai

Las dosai son tortitas típicas en ayurveda, se pueden comer con lo que se quiera pero con chutneys están buenísimas, el chutney de manzana y el de ciruela le combinan de maravilla!

50 g de Urid Dal (lentejas blancas)
50 g de arroz basmati
¼ cdita. de semillas de fenogreco (alholva)
1 cda. grande de ghee
Sal del Himalaya
Agua

Lavar el dal, el arroz y las semillas de fenogreco. Dejarlos reposar en ½ litro de agua tibia durante toda la noche o al menos unas 6 horas, para que se ablanden.
Colar todo, y en un recipiente añadirles 200 ml de agua tibia con un poco de sal. Batir todo, hasta obtener una consistencia homogénea de la masa.
Dejar reposar la masa unas 6 horas más, en un lugar que esté caliente, como sobre la calefacción…
Calentar una sartén antiadherente, añadir un poquito de ghee. Remover muy bien la masa con una cuchara de madera.
Echar 3 cucharadas soperas de la masa en el sartén, distribuirla muy bien y calentar a fuego medio entre 2 y 3 minutos por cada lado.
Este mismo proceso hasta acabar la masa, colocando un poquito de ghee cada vez.
Hay que hacerlas bien finas para que estén más crujientes!