OASIS INTERIOR: Ejercicio de Relajación Creativa

OASIS INTERIOR: Ejercicio de Relajación Creativa

Mar 22, 2014

 

oasis-interior-copia

“Libera la paz y la serenidad que existen dentro de ti.
Desvanece el ruido que te distrae y aleja.
Accede a tu oasis interior” SUKHA

Y si pensamos en el silencio como nuestro estado natural. Como un estado en que acallamos las voces, los ruidos, externos, y también los internos, nuestros constantes diálogos. Un estado en el que descubrimos lo esencial, en el cual todo lo demás puede ser anecdótico.
Pasamos la mayor parte del día, y de nuestras vidas, entre ruidos. Distrayéndonos constantemente. No aprovechamos el potencial sanador del silencio. El silencio sana preocupaciones, ansiedades, temores, angustias, inseguridades, estados emocionales que nos alteran, enferman… Es un bálsamo inagotable, puro, amoroso.
Una mente serena vivirá el silencio como un regalo que le conecta a lo más profundo de su ser.
Una mente en paz se deja envolver por el silencio para recrearse en un oasis interior.

Realiza a diario relajaciones creativas, meditaciones que te permitan viajar a las profundidades de ti mismo, traspasar tus propias fronteras.
Busca un lugar tranquilo, en tu propia casa, en un parque cercano, en algún rincón bello de la naturaleza y regálate un silencioso momento de plenitud:

-Siéntate cómodamente, cierra los ojos, respira profundamente y deja que poco a poco tu cuerpo simplemente se deje respirar…
-Visualiza que estás junto al agua, un lago tranquilo, rodeado de exuberante vegetación. Más allá de este lugar, está el ajetreo de la ciudad donde vives, más allá un gran desierto, pero tú, tú estás aquí, junto al agua de un lago rodeado de bella vegetación, escuchando el canto de los pájaros, sintiendo una suave brisa que acaricia tu rostro…
-Puedes ver en la superficie del agua cómo se refleja el cielo, ves pasar las nubes, como tus pensamientos, tus preocupaciones, que les dejas marchar, que se los lleva el agua. Imagina que disipas las nubes para que solo haya espacio para la luz del sol.
-Disfrutas del silencio de este rincón encantador. Sientes como poco a poco, el silencio desciende en tu interior.
-Imagina que contemplas tu imagen en las aguas del lago, tu propio reflejo, tu rostro… ¿qué ves? ¿a quién ves? ¿cómo lo ves? ¿cuál es su expresión? ¿está contento o triste, tranquilo o preocupado, seguro o temeroso, irradia energía o está cansado?
-Lávate el rostro con el agua del lago, bebe. Es la más pura de las aguas, es salud y vida. Renuévate con su energía purificadora. Escucha a tu alrededor. Escucha tu interior.
-Observa cómo el silencio cual agua del lago, cubre todo tu ser. Estás en tu oasis interior. Siempre que lo necesites puedes viajar al él. Es tu silencioso paraje espiritual. Tu místico y amoroso lugar de silencio reparador.

¡Feliz viaje! SUKHA

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.