Manzanilla: la reina de las infusiones

1391449_323880381089047_178615745_n

LA MANZANILLA, la reina las infusiones

Simboliza la paciencia.
Ya los sacerdotes del antiguo Egipto reconocieron los efectos calmantes de la manzanilla en las afecciones nerviosas. Llegó también a ser conocida como EL MÉDICO DE LAS PLANTAS, porque cura y fortalece a las que crecen en sus proximidades.
En efecto, su infusión es capaz de acelerar la fermentación de las sustancias orgánicas, por lo que mezclada con mantillo y materia orgánica, se convierte en un potente fertilizante natural.

Nombre científico: “Matricaria chamomilla”

Familia: Asteraceae.

Rasa: amargo

Descripción:

La manzanilla es una planta herbácea aromática anual, tallo erguido y ramificado, con pocas hojas muy divididas. En la parte superior del tallo aparecen cabezuelas aisladas, con un receptáculo abombado y hueco, flores tubulosas amarillas y lígulas periféricas blancas.
Se usan secas o frescas para preparar infusiones.
El tallo y las hojas de esta planta saben a hierba y son aromáticas.
Las flores son un poco amargas y despiden un característico olor.
Tal vez sea ésta la más popular de todas las plantas medicinales.
Esta planta es muy común, crece en prados y lugares herbosos. Habita en terrenos secos, adaptándose bien a lugares secos, arenosos y montañosos.
La cosecha: las flores deberán recogerse, secar a la sombra y conservar solo durante un año como máximo, en un lugar cerrado y oscuro.

Propiedades:

USO INTERNO:

-Problemas digestivos: por su condición de protectora y reparadora de la membrana gástrica, es muy adecuada en todas aquellas afecciones en la que está afectado algún órgano del aparato digestivo: digestiones difíciles, gases o flato, espasmos intestinales, dolor de estómago o vientre, ulcera gástrica, gastritis, cólicos, etc.
También es muy útil como colagogo (estimulando la producción de la bilis) y hepática (protege el hígado)
Aplicación: infusión de una cucharada de flores secas por taza de agua. Tomar 2 o 3 tazas al día. Para la úlcera son muy convenientes las infusiones mixtas de manzanilla, tila y naranjo a partes iguales.
-Evitar y provocar el vómito: tomar infusiones muy cargadas, puede producir el vómito, siendo interesante para tratamientos de desintoxicación y limpieza., llamado Panchakarma en ayurveda, uno de cuyos tratamientos es el denominado Vamana o vómito inducido, muy adecuado para problemas del dosha Kapha, fiebre, diarrea, problemas de piel, diabetes, tos, etc.
-Colesterol: los niveles de colesterol en la sangre dependen del funcionamiento de los ácidos grasos en el organismo. La presencia de colina ayuda a eliminar las grasas de la sangre, lo que lleva a una disminución del colesterol en las arterias, previniendo la arteriosclerosis, la degeneración de la vesícula biliar y de los riñones, etc.
Aplicación: beber 2 o 3 tazas al día de la infusión de una cucharadita de flores secas por taza de agua.
-Menstruación: posee propiedades emenagogas, es decir, facilita el flujo de la menstruación, evitando dolores. Igualmente resulta útil para combatir los espasmos producidos en el síndrome premenstrual o durante la menstruación.
Aplicación: la misma infusión anterior.
-Nervios: la manzanilla posee propiedades sedantes, muy adecuado en casos de nerviosismo e insomnio, y para aliviar los efectos físicos de naturaleza psicosomática producidos por la depresión, como palpitaciones, acidez, dolor de cabeza, etc.
Aplicación: tomar una taza por las noches, antes de dormir.
-Retención de líquidos y obesidad: la manzanilla se considera un diurético suave, favorece la eliminación de líquido del cuerpo, por lo que es muy útil en caso de obesidad o sobrepeso, ayudando en dietas de adelgazamiento.
-Sinusitis: con propiedades antiinflamatorias y antisépticas, resulta capaz de desinflamar los senos y eliminar los gérmenes causantes de la inflamación.
Aplicación: diluir un par de gotas de aceite esencial en un par de litros de agua y realizar inhalaciones.

USO EXTERNO:

-La piel: su riqueza en mucílagos le confiere un valor reparador de las afecciones de la piel, gracias a la presencia de componentes con propiedades antisépticas como apigenia, camazuleno, ácido gentísico, etc.
Aplicación: para granos, cortes, heridas, ampollas y orzuelos, aplicar compresas mojadas sobre la parte afectada durante 15 minutos con una infusión bien cargada. Para llagas en la boca, enjuagues bucales sin tragar, ya que la manzanilla muy cargada es vomitiva.
-Cosmética: para el cabello, el champú de manzanilla ayuda a eliminar el picor y la descamación, al eliminar las bacterias, proporcionando además desde el punto de vista estético un precioso brillo y tonos claros y dorados, siendo uno de los tintes naturales más conocidos.
El aceite esencial de manzanilla también se utiliza para el cuidado del cutis, en la confección de cremas limpiadoras o nutritivas, para ayudar a limpiar las impurezas acumuladas sobre el rostro y regenerar las células del cutis.
Aplicación: decocción de cuatro cucharadas de flores de manzanilla por medio litro de agua. Filtrar y utilizar este líquido para enjuagar el cabello después de lavarlo.
-Ojos: en casos de problemas oculares, conjuntivitis, ojos cansados, orzuelos, miopía, hipermetropía, astigmatismo, etc., los baños de manzanilla resultan ideales, por sus componentes antiinflamatorios y antisépticos, así como los ácidos cafeico y linoleico, inhibidores de la reductasa altosa, enzima presente en el cuerpo humano cuyo exceso puede producir daños corporales, especialmente en los ojos.
Aplicación: infusión durante 15 minutos de una cucharada de flores secas en una taza de agua. Mojar una gasa y aplicar sobre los ojos. No administrar en caso de conjuntivitis alérgica o fiebre del heno.
-Dolor: por sus propiedades antiinflamatorias, la manzanilla resulta muy adecuada para tratar el dolor corporal, dolores articulares, reuma, ciática, etc. También puede utilizarse para el dolor de muelas.
Aplicación: macerar 2 onzas de flores secas en un ligro de aceite de oliva durante un par de horas. Realizar fricciones con el liquido resultante. Conservar el sobrante en un recipiente oscuro y bien cerrado. Frente al dolor demuelas, realizar enjuagues fríos con una infusión de la planta seca tantas veces al día como se desee.
-Nervios: usada en baños, la manzanilla ejerce una función sedante suave, por lo que resulta muy adecuada para los desajustes del sistema nervioso, entre ellos los síntomas de depresión.
Aplicación: poner al agua del baño el líquido resultante de una infusión de flores secas bien cargada. Se pueden también añadir unas 15 gotas de esencia.
-Boca seca: los enjugues de infusión de manzanilla ayudan a aumentar la producción de saliva n caso de xerostomía o boca seca.
Aplicación: infusión de una cucharada de planta seca por taza de agua. Realizar enjuagues con el líquido resultante y beber el líquido.

Remedios caseros con Manzanilla:

Remedio con cataplasma de manzanilla para el dolor de garganta
Para hacer una cataplasma se vierte una cucharada de hojas secas de manzanilla en dos tazas de agua hirviendo. Dejar cocer unos cinco minutos y luego remojar una tela con esta infusión. Se aplica directamente sobre el cuello después de escurrir el excedente, manteniéndola hasta que la tela se enfríe. Se puede repetir varias veces al día.
Remedio con gárgaras de manzanilla y salvia para la amigdalitis
Para curarse de la amigdalitis puede acudir al siguiente remedio. Tome un litro de agua y añádale veinte gramos de manzanilla y veinte hojas de salvia; ponga a hervir y luego deje reposar la infusión. Realice las gárgaras durante varios minutos. Repita por la mañana, la tarde y la noche.
Remedio con infusión de manzanilla para las ojeras
Sumergir 2 sobres de manzanilla en una taza con agua caliente durante 5 minutos. Luego, sacarlos y dejar que el líquido se enfríe. Mojar dos bolitas de algodón o empapar dos discos desmaquillantes y aplicar sobre los párpados cerrados al menos 15 minutos.
Remedio con infusión de manzanilla y limón para el colon irritable
Tanto la manzanilla como el limón, tienen propiedades desinflamantes que calman los dolores que produce la irritación. Simplemente debes preparar una infusión con manzanilla y, posteriormente, agregar el zumo de medio limón. Se puede endulzar con un poco de miel.
Remedio con infusión de manzanilla, tila y naranjo para la úlcera de estómago
Para preparar esta infusión hay que mezclar a partes iguales las tres plantas, y la medida adecuada es poner una cucharadita de las tres plantas por cada taza de infusión que se quiera obtener. Hay que dejarla cocer durante media hora, y dejarla reposar después. Conviene tomar unas tres tazas al día de esta infusión para notar los efectos.
Remedio con infusión de sen, hinojo y manzanilla para el estreñimiento
Verter en una taza de agua hirviendo 1 cucharada de hojas de sen, 1 puñado de semillas de hinojo y 1 cucharada de flores de manzanilla. Tapar y dejar reposar por 10 minutos antes de tomarlo. No se recomienda el uso prolongado de ese remedio ya que el hojas de sen pueden causar cólicos intestinales.
Remedio con manzanilla y germen de trigo para la artritis
La manzanilla está muy indicada para la artritis. Se puede elaborar una loción con 100 g de manzanilla y 250 ml de aceite de germen de trigo. Se prepara juntando en un tarro la manzanilla y el aceite y se deja macerar 15 días dentro de un armario. Pasado ese tiempo, sólo queda colarlo y dar fricciones en las zonas afectadas por la artritis. En lugar de germen de trigo puede elaborarse con aceite de oliva, macerando 50 g de flores secas en un litro de aceite de oliva durante un par de horas. Se guarda el líquido en un recipiente oscuro y bien cerrado y se aplica cuando se sienta dolor.
Contraindicaciones:
Aunque en ningún caso es tóxica, tratamientos prolongados o con demasiada cantidad pueden conducir a irritaciones digestivas con sensación de vómitos. Tampoco debe ser utilizada por mujeres embarazadas, ya que tiene propiedades uterotónicas.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.