Bondades nutritivas del coco

539103_315306935279725_1150149155_n

BONDADES NUTRITIVAS DEL COCO

¿Sabías que el coco es una excelente fuente de vitamina B, hierro, potasio, magnesio y fósforo?
¿Y que en terapias ayurvédicas el aceite de coco se utiliza, especialmente en doshas tipo pitta, para hidratar la piel, tejidos, articulaciones, etc.? ¿Y mezclado con champú, como un remedio contra la calvicie?
¿Y que su aceite también puede ser una alternativa para cocinar, ya que es resistente a altas temperaturas?

Nombre científico: Cocos nucifera

Descripción:
El coco es una fruta tropical obtenida del cocotero (Cocos nucifera), la palmera más cultivada a nivel mundial. Tiene una cáscara exterior gruesa (Exocarpio) y un mesocarpio fibroso y otra interior dura, vellosa y marrón (endocarpio) que tiene adherida la pulpa (endospermo), que es blanca y aromática. Mide de 20 a 30 cm y llega a pesar 2,5 kg.

Origen:
El lugar de origen del coco es un tema discutido, mientras muchos consideran que proviene de Asia del Sur, concretamente del delta del Ganges, algunos dicen que proviene del noroeste de América del Sur.
Los cocos son mencionados en el poema Mahawamsa de Sri Lanka del siglo II al I a. C. El posterior Culawamasa dice que el rey Aggabodhi I (575–608) plantó un jardín de cocoteros de 3 yojanas de largo, probablemente la primera plantación de cocos registrada.

Composición nutricional:
Calorías: 350 kcal.
Vitaminas: C (39 mg), B1 (0,06 mg), B2 (0,18 mg).
Minerales: potasio (398 mg), fósforo (110 mg), calcio (16 mg), hierro (4 mg).
Ácidos grasos: poliinsaturados (1 gr), monoinsaturados (4 gr), grasas saturadas (53 gr).

Usos en alimentación:

Pulpa madura: Se puede consumir cruda, entera o rallada; o bien asada, formando parte de diversas preparaciones culinarias.
Pulpa gelatinosa: se obtiene de los cocos aún verdes. Se come con una cuchara, una vez abierto el coco. Contiene los mismos nutrientes que el coco maduro pero en menor concentración.
Agua de coco: el agua de coco se encuentra en la cavidad central y posee un sabor más peculiar y único que la leche de coco.
Leche de coco: la leche se obtiene exprimiendo la pulpa del coco una vez triturada. Se le puede agregar agua o leche y se toma como refresco o se añade a batidos de frutas u otros platos. El coco constituye un ingrediente básico en la cocina exótica y en el curry asiático, suaviza el sabor de las guindillas.
Manteca de coco: muy apreciado en las cocinas orientales, se conoce también como santen o santan.
Aceite de coco: se extrae de la copra o pulpa seca de coco, se utiliza en la elaboración de algunos productos de repostería industrial envasada y snacks por su bajo coste y buen resultado.
Arroz con coco: se toma la pulpa de coco y se ralla o se licúa con un poco de agua. Luego se prensa para obtener la leche de coco y se cuela. Se desecha el bagazo y la leche se pone a cocinar a fuego alto hasta que salga el aceite. A este aceite se le agrega 1 1/2 medidas de agua por medida de arroz y sal al gusto. Se pone a cocinar a fuego alto hasta que el agua seque. Posteriormente se tapa y se baja el fuego al mínimo durante media hora

Propiedades:

El fruto de los deportistas por excelencia
El coco es un fruto excelente para introducir en la dieta de personas deportistas o con mucha actividad física, debido a sus múltiples propiedades beneficiosas:
– Hidratante: el agua de coco posee un alto porcentaje de agua, además de minerales, que contribuyen a evitar la deshidratación. Y además, es muy baja en azúcares y grasas.
– Remineralizante: es uno de los frutos con mayor contenido en minerales y en oligoelementos, esenciales para regular la tonicidad de los músculos y mejorar las funciones cardiovasculares.
– Antioxidante: algunos de sus minerales, como el cinc y el selenio, además de su alto contenido en vitamina E, tienen potentes funciones antioxidantes.
– Energético: en la leche de coco (que se puede añadir a batidos de frutas) y en el fruto fresco hay carbohidratos (15g./100g.) que aportan un efecto energético inmediato, además del su contenido en grasas saturadas de su pulpa (30g../100g.) que regulan la presión sanguínea y aportan una excelente reserva de energía. Especialmente en cocos maduros, hay que consumirlo con moderación, ya que un exceso de grasas saturadas causan inflamación, especialmente en personas con problemas de colesterol o hipertensión.

El agua de coco para la salud cardiovascular:
Gracias a su bajo contenido en grasas y azúcares y por ser rico en minerales y oligoelementos, consumida habitualmente ayuda a:
– Reducir la presión arterial.
– Disminuir los triglicéridos.
– Tiene propiedades hipoglucemiantes o antidiabéticas.
– Combate la hipertensión, para personas con colesterol y diabetes.
– Propiedades antiinflamatorias y vasodilatadores, especialmente en la pulpa.

Propiedades estomacales del coco:
El coco se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades estomacales. Sus nutrientes aportan protección a los tejidos, previniendo la aparición de úlceras y mejorando los ardores de estómago.
La leche de coco tiene mayor poder protector que el agua de coco, debido a que contiene más grasas.

Uso externo del aceite de coco para terapias ayurvédicas:
El aceite de coco es un regalo natural muy utilizado en terapias de masajes ayurvédicos, mezclado con otros preparados medicinales o Thailam, indicado especialmente para personas con dosha o biotipo Pitta, especialmente en verano, la época del año en el que este tipo de constituciones están más desequilibrados, a causa de su intolerancia al calor excesivo.

Recetas:

Jabón de coco

Ingredientes:
• 100 ml de aceite de coco
• 400 ml de aceite de oliva
• 70 gramos de sosa
• 175 ml de agua
• Aromatizantes o extras decorativos al gusto

Preparación:
Comienza preparando este jabón casero simplemente colocando la sosa en el agua, a medida que calientas levemente los aceites para añadirlos a posteriori. Luego tienes que mezclarlos cuidadosamente, a medida que vas revolviendo y viendo que la mezcla se va espesando paulatinamente.

Mascarilla de coco para piel seca

Ingredientes:
• Una cucharada de coco rallado
• Dos cucharadas de yogurt natural
• Cinco gotas de aceite de almendras

Preparación:
Es muy sencillo preparar esta mascarilla para la piel seca. Simplemente debes colocar en un recipiente la cucharada de coco rallado, las cinco gotas de aceite de almendras y finalizar con las dos cucharadas de yogurt natural. Mezcla bien hasta integrar completamente.

El paso siguiente será el de la aplicación. Simplemente debes untar en tu rostro (o la zona que quieras tratar) y dejar actuar durante unos 15-20 minutos antes de quitar con un poco de agua tibia.

En el taller de “cosméticAyurveda. SALUD más allá del RASAYANA” utilizaremos esta magnífica fruta y prepararemos cremas altamente nutrientes y naturales con formulaciones eficaces y seguras.
¡Ven a conocer las ventajas terapéuticas de la cosmética Ayurveda!
Pide información en el 91 57 43 780 – 630 84 66 71

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.