La farmacia ayurvédica

1231519_312114825598936_490016672_n

LA FARMACIA AYURVEDA

En India, las hierbas medicinales ayurvédicas se preparan tradicionalmente en una amplia variedad de formas en las antiguas farmacias, algunas milenarias, en Kerala al sur de la India, donde se van mezclando lentamente, manualmente a la manera tradicional y sin utilizar maquinaria alguna, hasta conseguir los milagrosos compuestos, tanto en seco como en aceites para aplicar sobre la piel.

El uso de estos preparados y fórmulas presentan muchas ventajas: permiten la utilización conjunta de innumerables hierbas en una sola prescripción, favorecen la digestión y la absorción del remedio, aumentan su potencia y efecto y son un medio de conservar las hierbas medicinales y que no se deterioren.

Algunos tipos de preparaciones están indicados para enfermedades concretas, disponibles principalmente en India, Sri Lanka y centros ayurvédicos occidentales que las importan.

Los polvos herbales o churnas se crean a partir de determinadas plantas secas que se muelen para hacer el citado polvo con el que se pueden fabricar tabletas para prolongar su fecha de caducidad, dado que tienden a deteriorarse con rapidez.
Existen muchas churnas famosas, pero destacan especialmente entre ellas el Triphala y el Trikatu, con diferentes aplicaciones que aportan incontables beneficios para la salud. Suelen tomarse mezclándolos con leche, agua o miel, dependiendo del vehículo adecuado para el dosha que se esté tratando.

Además, existen otras muchas formulas de preparación de las hierbas, como decocciones e infusiones, mermeladas y jaleas herbales, zumos y pastas, vinos y tinturas, gugguls (píldoras) y ghees y aceites medicados para masajes.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.