Uva negra: potente rejuvenecedor natural

Uva negra

UVA NEGRA: Potente rejuvenecedor natural

Imprescindible para nuestra salud por su gran poder antioxidante, la uva negra gracias a su pigmentación nos aporta un mayor número de nutrientes que su hermana blanca, además del aporte vitamínico, ser fuente de minerales, antienvejecimiento,….

Descubre y disfruta de todos los beneficios de este regalo de la naturaleza.

Nombre científico: “Vitis vinifera”

Rasa: dulce

Descripción:

La uva es una fruta obtenida de la vid, una planta cuyo origen se sitúa en la zona de Oriente próximo, pero hoy en día se encuentra extendida en muchas regiones del clima mediterráneo cálido, dado que se trata de una planta que necesita un clima bondadoso para poder vivir adecuadamente.

El fruto es pequeño y dulce, y crece en racimos de entre 6 y 300 uvas aproximadamente. Pueden ser negras, moradas, amarillas, doradas, púrpura, rosadas, marrones, anaranjadas o blancas, aunque estas últimas son realmente verdes y evolutivamente proceden de las uvas rojas con la mutación de dos genes que hace que no se desarrollen antocianos, que son los que dan la pigmentación.

Se consumen frescas o bien se utilizan para producir agraz, mosto, vino y vinagre.
Como fruta seca se la llama pasa.

Beneficios:

Los beneficios sanitarios de las uvas negras derivan tanto de sus componentes nutritivos como de la abundancia de diversas sustancias de reconocidas propiedades que son maravillosas para la salud, tales como el resveratol, antocianos, flavonoides y taninos; estos últimos son los responsables del color, aroma y textura característicos de estas frutas y de los que dependen sus muchas propiedades.

El resto de nutrientes que aporta la uva negra también es muy valorado por su contenido en fibra, vitamina y minerales, siendo notablemente superior a la mayoría de las frutas conocidas.

La composición del jugo de uva es muy semejante a la leche materna, lo cual ya por sí solo indica todas sus virtudes.

Entre sus principales propiedades para la salud, destacan las siguientes:

– Ante todo, ayuda a la prevención del envejecimiento prematuro, por a su alta concentración de antioxidantes. Gracias a contener resveratrol (también presente en las nueces), el consumo habitual de uvas negras frena el deterioro de nuestro organismo debido a los procesos de envejecimiento, mejorando la calidad de vida.
– Protege al sistema cardiovascular global, siendo muy útil ante trastornos vasculares o circulatorios. Entre otras cosas, previene la formación de coágulos sanguíneos y trombos, favoreciendo el buen estado de las arterias y el corazón.
– Ayuda en la lucha contra los radicales libres. Como es bien sabido, el estrés oxidativo se produce cuando las exposición a los RL es mayor que lo que nuestras enzimas antioxidantes son capaces de neutralizar, y a la vez el consumo de antioxidantes en la alimentación es insuficiente para compensar este desequilibrio. Las sustancias que posee la uva son milagrosas para atajar el problema.
– Cuida el sistema inmunológico. Y además, por su riqueza en azúcares e hidratos de carbono constituye una fuente de energía natural, muy adecuada para las personas que necesitan un esfuerzo extra, como deportistas, estudiantes, niños en época de crecimiento o personas con bajos niveles de azúcar en la sangre. Cuando consumimos el fruto en forma de pasas, dicho contenido en hidratos de carbono y calorías se triplica.
– Mejora el proceso digestivo. Si comemos la fruta entera, sin desechar la piel o las semillas, ayudamos a limpiar nuestros intestinos, aumentando la materia fecal y previniendo el estreñimiento. De igual manera, las uvas pasas tienen propiedades laxantes.
– Depura la sangre. La uva es un excelente alimento alcalinizante, su consumo habitual puede inhibir el crecimiento de células cancerosas. La presencia de taninos y ácido cafeico, además de constituir estupendos antibactericidas, podrían reducir las probabilidades de adquirir esta enfermedad. El extracto de semillas de uva previene la aparición de algunos cánceres, como el de mama, próstata o colon.
– Gran desintoxicante, ideal para realizar curas, controladas bajo supervisión de un especialista, de varios días alimentándose exclusivamente de uvas. Su riqueza en potasio (especialmente en las pasas) que controla el equilibrio de los líquidos en el organismo y sus bajos niveles en sodio, convierten a la uva en altamente beneficiosa en casos de obesidad y de personas que precisen un buen depurativo: afectados de enfermedades reumáticas (gota o artritis), con problemas de riñón (para facilitar la eliminación de toxinas) y enfermos con problemas del sistema circulatorio (hipertensión, arteriosclerosis, mala circulación).
– Reduce el nivel de colesterol. El consumo de uva fermentada o vino, con moderación, contribuye a disminuir el colesterol, mejorar la circulación y prevenir el infarto de miocardio. Pero incluso el consumo de uva roja sin pelar puede aportar la misma propiedad, sin necesidad de ingerir alcohol, que en uso prolongado y abundante, puede resultar perjudicial para la salud.
– Contra la diarrea, es útil cocer hojas de vid en agua al 5% durante un cuarto de hora. Se tomarán un par de vasos al día. Las hojas y pepitas en forma de polvo se han utilizado desde la antigüedad para combatir la disentería del ganado.
– Como cosmético, usada externamente, la uva al ser uno de los mejores humectantes naturales de la piel que se conocen, resulta muy interesante para su protección y embellecimiento, hidratando y recuperando los efectos de la sequedad. La pulpa de este fruto extendida sobre la cara en forma de mascarilla durante 20 a 30 minutos es un buen recurso para suavizar las arrugas. La savia de la vid puede utilizarse para desinflamar los ojos si se aplica un baño sobre los mismos. Y el vinagre de uva blanca puede ser utilizado para quitar las manchas amarillas de las uñas.

Contraindicaciones:

El consumo de uvas negras no resulta muy adecuado, por su riqueza en azúcares, para los diabéticos o los que presenten problemas intestinales, porque les aumentarían las fermentaciones y los gases.

También tienen que tener muy en cuenta su consumo las personas que padecen insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en potasio.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.