Los barcos-serpiente de Kerala

1157438_298559073621178_1835362399_n

Los barcos-serpiente de Kerala

La Boat Race Aranmula es, en las aguas de un río, el festival más antiguo de Kerala, pequeño estado al suroeste de la India, que es la cuna de la Ciencia y Medicina Ayurveda.

Se lleva a cabo durante las festividades de Onam (agosto y septiembre), en Aranmula, cerca de un templo hindú dedicado a Krishna y al héroe Arjuna.

Sus protagonistas son los Chundan Vallam (barcos picudos), conocidos también como los Barcos Serpiente, uno de los iconos de la cultura de Kerala.
Se deslizan sobre el agua en parejas, cuyos remeros, ataviados con el tradicional mundu y turbante blanco, entonan canciones tradicionales, acompañados por los gritos emocionados del numeroso público asistente.

Los barcos son adornados por un cordón de oro en el frente, banderas y telas y encajes dorados de vivos colores.

Construidos según indicaciones tomadas de la Sthapathya Veda, un antiguo tratado de construcción de barcos de madera, estos varían entre los 100 a los 138 piés de longitud.

Tradicionalmente, cada barco pertenece a un pueblo y sus habitantes lo adornan como si de una deidad se tratara. Únicamente se permite tocar el barco a los hombres que, como muestra de respeto, han de ir descalzos.

Para mantener su resistencia al agua, se engrasa la madera con una mezcla de aceite de pescado, aceite de coco y cáscara de huevo. Los trabajos de reparación y mantenimiento del barco los realiza durante todo el año el carpintero del pueblo.

Dentro del barco habrá 64 remeros, que representan las 64 formas de arte, dispuestos en dos filas a lo largo de la cubierta. Reman al ritmo del Vanchipattu (canción del barquero). Habrá una tercera fila de alrededor de 25 cantantes, de pié en medio entre las dos filas de remeros.
El barco termina en una alta plataforma, que es la que le da forma de serpiente, donde habrá 8 personas más, que representan los Ashtadikpalakas, los Devas o dioses que vigilan las ocho direcciones. Entre ellos se encuentra el cantante principal, que dirigirá el canto que marcará el ritmo a seguir por los remeros.

Varias sombrillas darán el último toque de color a las embarcaciones de esta vistosa y ancestral fiesta.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.