Sukha-Shaja: cosmética natural

rasayana_2

La belleza es el resultado de la salud, el estilo de vida y la aplicación de productos sanos, naturales y en equilibrio con cada tipo de piel. SUKHA-SHAJA, prepara el tratamiento RASAYANA más conveniente para tu tipo de piel, tratamientos de belleza que “se ven por fuera pero actúan por dentro” y si quieres aprender más sobre este apasionante tema y a elaborar tu propia cosmética ayurveda, ofrecemos permanentemente talleres para ello.

Elaboramos Cosmética Ayurveda y Tratamientos de Rituales de Belleza Rasayana con ingredientes procedentes de plantas, hierbas, frutas, flores… aceites vegetales puros, aceites esenciales, ghee, miel, leche. Llevan la proporción exacta en cada formulación de las mezclas, todos los componentes se equilibran y complementan.

En la actualidad el mantenerse joven se ha convertido en un tema presente y constante. Para el Ayurveda, rejuvenecer es en tanto conservación o mantenimiento de salud. Rasayana es la rama del Ayurveda que estudia el rejuvenecimiento, la longevidad y calidad de vida, es una palabra sánscrita: el elixir de la vida, de la esencia de la vida. Hay hierbas que podríamos catalogarlas como antiedad, rejuvenecedoras, rasayanas, que solas o bien, combinadas son potentes rejuvenecedoras celulares. SUKHA-SHAJA utiliza: amalaki, guggulu, haritaki, ashwagandha, tulasi… además de neem, rosas, sándalo, brahmi, aloe, lavanda, cúrcuma, fenogreco… Sus principios activos son absorbidos rápidamente llegando a donde más necesita el cuerpo, el rostro, renovando los tejidos. Más que cosméticos son alimentos para nuestra piel, porque nutren el cuerpo, lo equilibran. Porque la piel no es sólo el reflejo de lo físico, también de lo psíquico y emocional. Los ingredientes naturales ayurvédicos que utilizamos en SUKHA-SHAJA para los tratamientos de belleza y la elaboración de Cosmética Ayurveda, traspasan los límites de la piel, van más allá del embellecimiento, contribuyen a equilibrar emociones profundas, a mejorar la armonía de la mente facilitando un estado sátvico.

La Cosmética Ayurveda clasifica a las plantas por su rasa (sabor), los elementos dominantes en su composición, su dosha y, su fuerza, su energía, su esencia, es decir su ojas, que se expresa en su aroma y rasa. En cada uno de los rasas predominan dos elementos universales, de ellos dependen los atributos de las plantas, sus cualidades. Dosha, rasa, elementos, atributos confieren el poder medicinal de la planta, ingrediente plenamente activo.

La Cosmética Ayurveda favorece volver al origen, a la naturaleza y para ello nos dice que hay que eliminar los malas, los deshechos, las toxinas que la propia piel se va encargando de expulsar. Hay que limpiar. Diferentes tratamientos se utilizan para esta imprescindible limpieza, el Ubtan es un ejemplo. Luego se hace necesario nutrir, los aceites vegetales puros, los aceites esenciales no solo hidratan la piel sino que fortalecen los dathus, tejidos, del cuerpo. Porque belleza y salud están en íntima comunión. Conexión entre los alimentos con que nutrimos o envenenamos nuestro organismo y el estado de nuestra piel. Entre las emociones y la gestión que hagamos de ellas. Entre nuestras estructuras de pensamiento y nuestros comportamientos. En el marco continuo de nuestros hábitos cotidianos. El paso del tiempo no es el único responsable de nuestros problemas de piel. La belleza de la piel puede prolongarse, su salud, o lo que es igual, el envejecimiento puede ralentizarse y no nos referimos solo a la edad, sino a desequilibrios del cuerpo.

Para mas información de los Talleres: aquí